Convocatoria para una supervisión democrática mundial de las instituciones económicas y financieras

La comunidad internacional se enfrenta a una inmensa perturbación económica y social motivada por la crisis financiera mundial. La realización de los objetivos del Desarrollo del Milenio se encuentra seriamente amenazada. Y los más afectados son los más pobres del mundo. Se temen repercusiones potencialmente graves de la estabilidad política y la democracia. La situación exige respuestas rápidas y eficaces a nivel mundial. Debe establecerse un ambiente institucional apropiado para regular y reorientar el sistema financiero.
Instituciones multilaterales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización del Comercio Internacional han creado políticas mundiales que han impactado considerablemente en el comercio, en las finanzas internacionales y en las economías nacionales. En esta crítica situación deben asegurarse que cualquier sistema renovado de instituciones económicas, financieras y monetarias internacionales será gobernado suficientemente bien; más digno, legítimo, transparente, responsable, representante, atingente y más democrático. El establecimiento del sistema reformado debe garantizar que los ciudadanos del mundo, los afectados por sus políticas y tomas de decisiones, puedan ser escuchados en la formulación, realización y evaluación de estas políticas. Esta tarea debería estar respaldada por la creación de un cuerpo a nivel mundial de representantes electos.
El establecimiento de una Asamblea Parlamentaria en las Naciones Unidas debería constituir una parte importante del sistema renovado del gobierno económico y financiero internacional. Al principio, la Asamblea podría tener, en gran parte, una función consultiva. A largo plazo, podría ejercer una supervisión mundial legítima sobre las instituciones del sistema. La Asamblea podría:
Supervisar la vinculación mutua e impacto de las políticas económicas y financieras del sistema en otros campos tales como el desarrollo sostenible, suministro de alimentos, educación, salud o erradicación de la pobreza;
Ayudar a sensibilizar los desarrollos críticos antes de que se produzcan;
Desempeñar una vigilancia para asegurar que las reformas y regulaciones se lleven a cabo con eficiencia;
Reunir información partiendo desde el nivel popular y la sociedad civil, con atención especial en los débiles, pobres y menos prósperos;
Tener voz en la elección de los Directores Ejecutivos de las instituciones del sistema;
ontribuir a encontrar soluciones urgentes para los problemas mundiales.

Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas y a los gobiernos de sus estados miembros a apoyar el establecimiento de una Asamblea Parlamentaria en la Naciones Unidas (UNPA, por sus siglas en inglés) en sus deliberaciones sobre la reforma de las instituciones económicas, financieras y monetarias internacionales. Instamos a la Comisión de Expertos sobre las Reformas del Sistema Financiero y Monetario Internacional, establecido por el Presidente de la Asamblea General de la ONU, considere la propuesta y exprese su apoyo. Hacemos un llamamiento a todas las Organizaciones, responsables de las decisiones y ciudadanos comprometidos con el interés común mundial a apoyar este llamamiento.
Publicado el 1 de abril de 2009

Español

Yes, I endorse the campaign