Convocatoria para el establecimiento de una Asamblea Parlamentaria en las Naciones Unidas

La humanidad se encuentra ante la obligación de asegurar la supervivencia y el bienestar de las futuras generaciones y de preservar las bases naturales de la vida en la Tierra. Grandes desafíos, como la desigualdad social mundial, la proliferación de armas de destrucción masiva, las amenazas del terrorismo o el deterioro del sistema ecológico, sólo podrán ser superados si todos los seres humanos colaboramos en un esfuerzo conjunto.
Para asegurar la cooperación internacional, la aceptación y legitimidad de las Naciones Unidas, y para reforzar su capacidad de acción, los seres humanos deben estar directa y efectivamente integrados en la ONU y sus organizaciones internacionales, para lo cual debe serles permitido participar en sus actividades. Por ello, exigimos la gradual puesta en práctica de la participación y la representación democráticas en el nivel global.
El establecimiento de una Asamblea Parlamentaria consultiva en las Naciones Unidas es un paso decisivo en este sentido. Sin necesidad de modificar la Carta de la ONU, una Asamblea de este tipo puede crear un importante vínculo entre las Naciones Unidas, sus agencias, los gobiernos y parlamentos nacionales y la sociedad civil.
Una Asamblea Parlamentaria en la ONU no sería simplemente una institución más. Como portavoz de los ciudadanos, sería la expresión y el vehículo de una transformación de la conciencia mundial y de la comprensión de la política internacional. De esta manera, podría transformarse en un catalizador del desarrollo del sistema internacional y el derecho internacional, y podría contribuir decisivamente a la realización de los altos objetivos de la ONU y a una reformulación positiva de la globalización.
Inicialmente, una Asamblea Parlamentaria en las Naciones Unidas podría estar compuesta por parlamentarios nacionales. Luego, gradualmente, deberá ser dotada de genuinos derechos de información, participación y control frente a las Naciones Unidas y sus agencias y organizaciones. Finalmente, sus miembros deberían ser elegidos directamente por los ciudadanos.
Solicitamos a las Naciones Unidas y a los gobiernos de sus estados miembros la creación de una Asamblea Parlamentaria en las Naciones Unidas, y llamamos a todas las organizaciones, a todas las personas con poder de decisión y a todos los ciudadanos comprometidos con los intereses generales de la humanidad a que se unan en el apoyo a esta petición.

Español

Yes, I endorse the campaign